Hay un momento en la vida en que empezás a buscar respuestas sobre preguntas internas que tenés.

Me pasó de buscar a alguien que supiera las respuestas a mis preguntas, alguien que tuviera la verdad revelada, alguien que supiera la verdad de la milanesa…
En esa búsqueda me topé con esta cita del poeta Rainer Maria Rilke:

“Ten paciencia con todo lo que no se ha resuelto en tu corazón y tratá de amar las preguntas mismas como si fueran habitaciones cerradas con llave o libros escritos en un idioma muy extraño. No busques las respuestas, que no pueden ser dadas ahora, porque no serás capaz de vivirlas. El punto es, vivir todo. Vive las preguntas ahora.”

Las respuestas a las preguntas van a aparecer cuando estés preparado para entenderlas. No se las puede forzar.
Sólo se puede aprender a estar bien con la incomodidad de no saber.