Poco pero constante

Soy una persona que tiene 1.000.000 de ideas distintas, quiero implementarlas todas y al mismo tiempo. Porque todas son geniales, todas pueden funcionar, todas pueden proveer el estilo de vida que estoy buscando.

El resultado es que ninguna de estas ideas llega a concretarse, y con esto aumenta la ansiedad y el descontento.

Después de mucho tiempo de intentar esa forma de hacer las cosas, decidí cambiar por un nuevo enfoque:

Poco pero constante

Obviamente no es una idea revolucionaria (ni nueva), pero su aplicación es lo que realmente importa.

Hacer poco ayuda a no centrarse sólo en un sueño grande, a no pensar directamente en el objetivo final. Porque eso puede hacer que omita pasos importantes o señales que apunten en otra dirección más interesante que el objetivo principal.

Ser consistente ayuda a ser bueno a largo plazo. No es la elección fácil, no es la satisfacción inmediata. Pero es lo que permite ver a la distancia el enorme camino recorrido.

Porque a final de cuentas lo único que puedo hacer son pequeños pasos. Pasos que no me van a mostrar mejoras inmediatas; pero que mi futuro yo va a estar agradecido por ello.

Nos vemos la próxima.
Un abrazo.