En los días en que todo es un maremoto, en que parece estar todo fuera de control… sólo necesito unos minutos.

En unos minutos es posible llegar a una conclusión, recordar lo que realmente quiero, estar agradecido por lo que tengo, ordenar los pensamientos, encontrar una respuesta.

Obviamente sería mejor poder meditar sobre algo varias horas, pero a veces sólo tengo un par de minutos libres.

Los de hoy fueron para escribir estas palabras.

Hasta la próxima.
Abrazo.