El bloqueo creativo no existe

Cuando empezás una forma de arte hay un choque entre la habilidad que tenés y lo que te gustaría hacer. El problema es que al principio no sos lo suficientemente bueno como para crear obras que realmente te agraden.

Durante meses y meses estuve intentando hacer pinturas que realmente me agradaran y lo único que conseguía eran cosas a medias. Es cuando puede aparecer lo que algunos llaman bloqueo creativo, donde directamente dejás de crear.

Yo estoy realmente seguro que el bloqueo creativo no existe. No dejás de crear por falta de ideas, en cambio, lo que si existe es el miedo. El miedo a crear algo que no es perfecto, ni bueno y que a nadie le va a interesar. Y si llegás a crear algo que te gusta, el miedo es ¿cómo volver a repetirlo o superarlo?

El miedo es mucho más grande que el no tener ideas y, para mí, es la razón por la que la mayoría de las personas dejan de intentar algo directamente.

Durante meses y meses yo me sentía casi en un pozo creativo por mis pinturas, pensando si realmente tenía sentido seguir con algo para lo que evidentemente no tenía habilidad; pero a pesar de eso, todos los días me levantaba y antes de ir a trabajar intentaba crear algo nuevo.
Llegó un día en que logré hacer obras que me agradaban (no importa si eran buenas o no) y finalmente rompí con el miedo.

Sin embargo, el sentimiento sigue estando ahí y todos los días tengo que enfrentarme a él. Si creo algo hoy, se que voy a seguir creando mañana.

Hasta la próxima.
Abrazo.